Mitos y realidades sobre el precio de la luz

El aumento de la demanda eléctrica a causa de la ola de frío ha provocado que se dispare el precio de la luz. Rápidamente han saltado todas las alarmas en la sociedad española, muy concienciada con este asunto. Como en muchos otros casos, este tarifazo eléctrico es el caldo de cultivo perfecto para que ciertos oportunistas hagan su agosto.

Para evitar que la demagogia campe a sus anchas, me parece interesante explicar los motivos de la subida del precio de la luz. Y para ello lo primero que hay que comprender son los conceptos que se pagan en el recibo de la luz.

¿Qué pagamos en el recibo de la luz?

España tiene la cuarta electricidad más cara de Europa. Pero no es el coste de la electricidad lo que encarece la factura, sino las diferentes “hipotecas” que lleva asociadas. De un recibo medio de 69€, tan solo pagamos 25,9€ de consumos eléctricos. El resto de la factura lo componen los impuestos (14,7€) y especialmente los peajes (28,4€)

¿Por qué tengo que pagar estos peajes? Pues porque con estos peajes, se financian conceptos lógicos como el transporte y la distribución (9€). O una compensación a la electricidad fabricada en las islas, que sale más cara (2,85€).

Pero de nuestra factura también salen otros conceptos no tan conocidos. Un ejemplo son las subvenciones a las energías renovables (11,9€) o el déficit de tarifa (2€). Si queréis saber con detalle el desglose del recibo de la luz podéis consultarlo aquí.

Subvenciones a las renovables

Huerto Solar
Un “huerto solar” de los tantos que surgieron en España al calor de las subvenciones (Foto: Blog Energía Sostenible)

Uno de los conceptos que más encarecen la factura son las abultadas subvenciones a las renovables concedidas años atrás. Concretamente 12€ al mes en una familia media, unos 1440€ 144€ al año.

Hay que remontarse años atrás, en la España previa a la crisis. La época de las “vacas gordas” y el “boom” inmobiliario. El por aquel entonces Presidente, José Luis Rodriguez Zapatero, tuvo la genial idea de poner España a la cabeza de las energías renovables. A cualquier precio.

Esta política de subvenciones, que en ocasiones garantizaba un 25% de rentabilidad asegurada durante 25 años, terminó por provocar una burbuja. Al calor de las subvenciones, empezaban a proliferar huertos solares por toda la geografía. Se dieron numerosos casos de fraudesvendiendo electricidad generada por combustibles fósiles como si fuese energía solar.

El sistema era a todas luces insostenible. Incluso el exministro socialista de Industria, Miguel Sebastián, reconoció recientemente que “se nos fue la olla” con las renovables. Aunque el sistema colapsó, aún queda una gran hipoteca que debemos pagar con nuestra factura de la luz.

¿Qué es el Déficit de Tarifa?

Deficit de Tarifa en España 2000-2015
Déficit de tarifa anual en España (2000-2015). Fuente: Elaboración propia. Datos: CNMC

Hasta la liberalización del mercado eléctrico, el precio de la luz lo marcaba el Gobierno. Si este precio era inferior al coste real de la energía, entonces tenemos el llamado déficit de tarifa. Ese déficit es el dinero que debemos los consumidores a las eléctricas y que tenemos que ir pagando en nuestra factura.

De esta forma se conseguía amortiguar las variaciones del precio de la electricidad. Pero tal y como vemos en el gráfico anterior, a partir del año 2005 este déficit se disparó, creando un agujero enorme que hacía insostenible el sistema. La reforma eléctrica se hacía insoslayable.

Y esta reforma llegó de la mano de José Manuel Soria en 2013. No sólo se acabó con el déficit de tarifa, sino que empezó a generarse superávit. Es decir, que se recaudó más dinero de lo que costó la generación de la electricidad.

En los últimos 3 ejercicios se ha conseguido reducir la deuda en 5.704 millones de euros. Pese a que vamos en la buena dirección, aún harán falta 12 años para terminar de tapar el agujero.

¿Qué está provocando que se dispare el precio de la luz?

De la mano de los contadores inteligentes, llegó la última reforma eléctrica. Desde el 1 de Julio de 2015, desaparecieron las antiguas subastas que asignaban un precio del MWh para los siguientes tres meses para pasar a un sistema que asigna los precios día a día, hora a hora. En función de la oferta y de la demanda. Los precios para mañana están disponibles en la web de REE.

Con el nuevo sistema, los precios varían para cada hora del día en función de la oferta de energía disponible y la demanda prevista. Adecuando el precio que pagamos por la energía al coste de producirla. E incentivando a que consumamos la energía en las horas más baratas del día. Vamos a poner varios ejemplos para entender bien como funciona este sistema:

  • Caso 1: Estamos de madrugada, con lo cual el consumo de energía es bajo. Las centrales nucleares están en marcha y, como hace viento, los molinos están produciendo energía. En este caso, el precio del MWh será BARATO.
  • Caso 2: 16h, pleno agosto, mucho calor y ni una brisa de viento. Aire acondicionado a pleno rendimiento en los hogares, y las fábricas en funcionamiento. En este caso, los molinos de viento aportan poca energía al sistema, y el consumo está disparado, con lo que hay que encender las plantas de combustibles fósiles (gas, carbón, gasoil). En este escenario, el precio del MWh será MUY CARO.

Con estos dos ejemplos opuestos, podemos hacernos una idea de cómo se determina el precio de la energía. El sistema de subasta está muy bien explicado aquí.

En caso de que no nos convenza esta tarifa por horas disponemos de varias alternativas, como la tarifa anual fija, la tarifa con discriminación horaria, y las tarifas del mercado libre. Más información en esta comparativa.

¿Por qué se ha disparado el precio de la luz estos días?

Algunos pretenden hacernos creer que la subida del precio de la luz es una decisión del Gobierno, o de las eléctricas, confabuladas para perjudicar al pueblo en plena ola de frío siberiano. Nada más lejos de la realidad. Como vimos en el ejemplo anterior, el precio de la luz viene determinado por la oferta y la demanda. Y en estos días, se han juntado todos los elementos necesarios para que los precios toquen máximos. Los explicaremos a continuación:

  • Por el lado de la demanda nos encontramos con dos problemas. La ola de frío siberiano está provocando que la demanda de electricidad se dispare. Esto provoca que la electricidad se tenga que producir con medios más caros, como las centrales de gas natural o carbón.
  • A esto se añade la paralización de gran parte de las centrales nucleares en Francia. Nuestros vecinos del norte han de comprarnos la electricidad, lo que aumenta aún más la demanda y hace subir aún más los precios.
  • Por el lado de la oferta, nos encontramos con varios inconvenientes. Apenas hace viento, con lo que la producción eólica está bajo mínimos. Tampoco ha llovido, con lo que la generación de energía hidroeléctrica, muy barata, está bajo mínimos.
  • La subida de precios del petróleo, a causa del acuerdo de los países de la OPEP, hace que generar energía a partir de combustibles fósiles sea aún más caro.

En el resto de Europa aún están peor que nosotros. Alemania marcaba el martes máximos de 143€/MWh, lejos del máximo de 115 €/MWh previstos para mañana en España. Alemania y República Checa llegan a precios máximos de 2012, mientras que Bélgica toca los máximos de 2008. ¿Las causas? Las mismas que en España.

¿Como se puede bajar el precio de la luz?

Que se hayan disparado estos días los precios tan solo es un problema puntual. Cuando se normalice la demanda de electricidad, y haga algo más de viento, los precios volverán a sus niveles habituales. Pese a ello, el Ministro de Energía, Álvaro Nadal, ha anunciado medidas con tal de que bajen los precios de la luz.

El verdadero problema está en el agujero del déficit de tarifa, y en las subvenciones abultadas que se dieron a las renovables. La buena noticia es reformas introducidas han hecho que el déficit de tarifa lleve ya 3 años descendiendo. Si seguimos en esta senda, la solución llegará a medio plazo.

Las energías renovables, son un valor del sistema energético español. La suma de todas ellas cubrieron el 40% de la demanda de 2016, siendo la eólica la más destacada con un 19,2%. Por contra, estas energías renovables ni se pueden predecir ni controlar la generación. Es necesario maximizarlas, pero siendo conscientes de sus limitaciones. Eso sí, maximizarlas no quiere decir crear una burbuja o despilfarrar como se hizo en el pasado reciente.

La energía nuclear es la más barata, por algo fue la primera en el “mix” eléctrico de 2016 (22%). Pero claro, los mismos que protestan por la subida de la luz hacen campaña por el cierre de las nucleares. Una nueva contradicción de Pablo Iglesias y Podemos, secundada en numerosas ocasiones por el PSOE y Ciudadanos. Cerrar las centrales nucleares, encarecería la electricidad a niveles mucho más elevados de lo que está ahora.

Actualización 20/01/2017

En el día de hoy nos hemos despertado con la noticia de que la Fiscalía del Supremo ha abierto una investigación sobre las causas de la subida del precio de la luz. Desde luego, una excelente noticia. La Fiscalía, ejerciendo su función de defensa de los derechos de los consumidores y usuarios, investigará y delimitará si ha habido alguna irregularidad. Si esto es así, la Justicia podrá actuar y depurar responsabilidades. Y si no hay ninguna irregularidad, al menos desaparecerá toda sombra de sospecha. Seguiremos informando.

Créditos de imagen: alex lang , Blog Energía Sostenible .

2 comentarios sobre “Mitos y realidades sobre el precio de la luz

  • el 20/01/2017 a las 08:17
    Permalink

    12 euros al mes son 144 al año. Y no son subvenciones a las malísimas renovables son primas para compensar que abaratan el precio de cierre al entrar a subasta a cero euros.

    Respuesta
    • el 20/01/2017 a las 14:37
      Permalink

      Cierto es que las renovables aportan energía muy barata… pero no puedes predecir ni controlar la energía que generan. Pero igual un 25% de rendimiento asegurado durante 25 años era demasiado. Incluso Miguel Sebastián reconoció que se les fue la olla. Yo apuesto por las renovables… pero con cabeza y no a costa de subvenciones públicas. Y siendo conscientes de sus limitaciones

      P.D.: He corregido la cifra, como bien indicas estaba mal. ¡Gracias por la corrección!

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: