¿Y si aplicamos el sistema electoral de EEUU en España?

A finales de la próxima semana,  Donald Trump será investido como 45º Presidente de los Estados Unidos. Pese a lo ajustado del resultado, los norteamericanos no han malgastado un año en funciones hasta poder formar gobierno. Y esto es gracias al sistema electoral utilizado en los Estados Unidos. Allí se prima la gobernabilidad de la nación en lugar de la representatividad.

En España el sistema es muy distinto. Aquí se busca una mayor representatividad, a costa de provocar los despropósitos que hemos visto durante el último año. Algunos, tras las elecciones, han abierto el debate del cambio de la ley electoral. Lamentablemente pero, la propuesta realizada es par hacer la ley aún más proporcional. A costa de fraccionar aún más el Parlamento. Justamente la causa de este año de bloqueo y de la repetición de elecciones. Que esta propuesta saliese la noche electoral donde dicho partido perdió 8 escaños hace pensar más en una pataleta que en algo serio y estudiado.

Ahora vamos a hacer un ejercicio de política-ficción, aplicando la ley electoral estadounidense a los resultados de las elecciones generales. Pero primero hay que explicar como funciona el sistema electoral de EEUU

¿Como escogen Presidente en EEUU?

Papeleta electoral presidenciales 2016 EEUU
Papeleta electoral para las elecciones presidenciales de 2016 en EEUU

En Estados Unidos, en contra de lo que muchos creen, la elección del Presidente no es directa. Un Colegio Electoral formado por 538 miembros será quien vote al Presidente y al Vicepresidente. Y serán los ciudadanos de los 50 estados (más el Distrito de Columbia) quienes elijan a los miembros de ese Colegio Electoral. Con la particularidad de que el que gana en un estado, se lleva todos los votos de ese Estado. Aunque la distancia con el segundo sea mínima.

¿Cuantos votos tiene cada estado? Muy sencillo: La suma de los senadores y congresistas de cada estado. Por ejemplo, si sumamos los 53 congresistas y los 2 senadores de California, dan un total de 55 votos electorales. Texas tiene 38, Florida y Nueva York 29, y así hasta los 3 que tienen Alaska, Delaware, o Washington D.C.

¿Quién será investido Presidente? Quien consiga la mitad más uno de los votos electorales. Es decir, llegar a la cifra mágica de 270 votos electorales. En el caso que ningún candidato llegue a esta cifra, la elección pasa a la Cámara de Representantes. Para este propósito, cada Estado tiene un voto, a otorgar entre los 3 candidatos más votados por el colegio electoral. Únicamente en 2 ocasiones ha sido necesario llegar hasta la Cámara de Representantes, al no obtener ningún candidato la mayoría necesaria: en 1800 y en 1824.

¿Cómo podríamos aplicar este sistema electoral en España?

En Estados Unidos se celebran 51 elecciones paralelas el día de la votación, una por cada estado. Algo parecido sucede en España, donde en realidad hay 52 elecciones: una por provincia. Para esta hipótesis, nuestra circunscripción electoral continuará siendo la provincia.

Se calculan los votos electorales de cada circunscripción sumando los diputados y senadores de cada provincia. No se tendrán en cuenta los senadores designados por las CCAA, únicamente los de elección directa.

Esto nos daría un total de 558 votos electorales en España, muy similar a EEUU. Para ser investido Presidente, necesitaríamos como mínimo 280 votos electorales. En caso de que ningún candidato llegase a esta cifra, decidiría el Congreso de los Diputados.

De esta forma, Madrid tendría 40 votos electorales, Barcelona 35, Valencia 20, Alicante y Sevilla 16 y Murcia 14. Tarragona tendría 10 votos electorales, y provincias pequeñas como Soria tendrían 6. Ceuta y Melilla tendrían 3 cada una.

¿Qué hubiese pasado el 26-J con el sistema electoral de EEUU?

Cierre de campaña del Presidente Rajoy para las elecciones del 26-J

El Partido Popular consiguió el pasado 26-J la victoria en 42 de las 52 provincias, entre ellas las que más votos electorales tendrían. Le seguiría de cerca Podemos, que obtiene la victoria en 5 provincias, entre ellas la segunda con más votos electorales: Barcelona. El PSOE estaría lejos con victorias en 3 provincias: Sevilla, Huelva y Jaén. Por último, Esquerra Republicana se lleva el gato al agua en 2 provincias: Gerona y Lérida. El cuarto partido, Ciudadanos, no consigue ganar en ninguna provincia española

El resultado del colegio electoral sería una abrumadora mayoría para Mariano Rajoy, que obtiene 431 votos electorales. Muy por encima de los 280 requeridos. Le seguiría Pablo Iglesias, con 75 votos electorales, que conseguiría el tan ansiado sorpasso sobre Pedro Sánchez. El ex líder socialista quedaría en tercera posición con 34 votos. Por último, Gabriel Rufián recibiría 18 votos electorales para ser el Presidente del Gobierno de un país que quiere romper.

En definitiva, con la aplicación de la ley electoral de EEUU tendríamos como resultado un ejecutivo presidido por Mariano Rajoy. La diferencia radicaría en que no hubiesen sido necesarios 5 meses para formar gobierno, investidura fallida mediante. Unos meses en los que hemos dado una imagen de inestabilidad ante el exterior. Algo que no podemos permitirnos si queremos seguir con el crecimiento económico.

¿Se hubiese evitado el bloqueo de aplicar este sistema el 20-D?

Mariano Rajoy y Pedro Sánchez
El Presidente Mariano Rajoy con Pedro Sánchez, ex secretario general del PSOE, en el Palacio de La Moncloa

Las elecciones generales de 2015 se recordarán no por el resultado apretado, sino por el bloqueo político y el “no es no” del defenestrado Pedro Sánchez. De haber aplicado el sistema electoral de EEUU nos hubiésemos ahorrado la repetición de elecciones, 10 meses en funciones y 2 investiduras fallidas.

El PP consiguió la victoria en 39 provincias, a mucha distancia de las 6 del PSOE. Podemos ganó en 4 provincias, y Democràcia i Llibertat en 2. Por último, el PNV fue la primera fuerza en Vizcaya. Ciudadanos tampoco ganó ninguna provincia en estas elecciones.

En un hipotético colegio electoral, Mariano Rajoy hubiese obtenido 398 votos electorales, más que suficientes para haber sido investido Presidente del Gobierno. Muy de lejos le sigue Pedro Sánchez, con 67. Pablo Iglesias obtendría 63, muy cerca de conseguir el tan ansiado sorpasso. Por último, Francesc Homs (DL) obtendría 18 votos, por 12 de Aitor Esteban (PNV).

¿Hubiese cambiado el resultado de anteriores elecciones de aplicar el sistema electoral de EEUU?

Los 1977-1989: Suárez y González.

Continuando con nuestro ejercicio de política-ficción, hemos calculado qué hubiese sucedido de elegir nuestro Presidente del Gobierno con el sistema electoral de EEUU. Y nos hemos encontrado con alguna sorpresa.

En 1977 y 1979, Adolfo Suárez hubiese contado con una cómoda mayoría en el colegio electoral, con 372 y 316 votos respectivamente. Tampoco hubiese impedido que Felipe González asumiera el poder en 1982, con 471 votos electorales. En 1986 y 1989 hubiese revalidado cómodamente su mayoría.

Elecciones de 1993. ¿Aznar o González?

Sin embargo en 1993, José María Aznar quien hubiese conseguido la mayoría de votos electorales (265). Felipe González se hubiese quedado 2 delegados por detrás (263). Ante este panorama, ningún candidato hubiese conseguido la mayoría necesaria. En ese lugar, el sistema electoral de EEUU prevé que sea el Congreso de los Diputados quien vote al nuevo Presidente del Gobierno. La elección de los diputados hubiese estado entre los 3 más votados en el Colegio Electoral: José María Aznar (PP), Felipe González (PSOE) y Miquel Roca (CiU)

En 1996, José María Aznar hubiese conseguido una cómoda mayoría de 340 votos electorales. Felipe González se hubiese quedado con tan solo 188. Aznar hubiese sido investido Presidente del Gobierno sin necesidad de llegar a acuerdos con otras fuerzas políticas. En 2000, Aznar vería sus votos aumentados hasta los 428 votos electorales, muy lejos de los 90 de Joaquín Almunia (PSOE).

2004 y 2008 – ¿Rajoy Presidente?

Jose Luís Rodríguez Zapatero no hubiese sido elegido Presidente con el sistema electoral de EEUU

En 2004 la historia hubiese sido muy diferente. Con el sistema electoral de EEUU, el ganador hubiese sido Mariano Rajoy (295), en lugar de José Luis Rodríguez Zapatero (241). Esto es debido a que el PP ganó en 29 provincias, frente a las 21 del PSOE.

En 2008 Mariano Rajoy hubiese revalidado la mayoría, con 280 votos electorales, el límite necesario para haber sido investido Presidente del Gobierno. Con el sistema electoral de EEUU, con toda probabilidad José Luis Rodriguez Zapatero no hubiese sido investido Presidente del Gobierno de España. En 2011, la victoria de Mariano Rajoy hubiese sido indiscutible, con 457 votos electorales frente a los 51 de Alfredo Pérez Rubalcaba.

¿Y vosotros, preferís el sistema actual? ¿O os gustaría ver aplicado el sistema electoral de EEUU en España? Os animo a dejar vuestras opiniones en los comentarios.

Créditos de imagen: Mariano Rajoy , frankieleon , Cristina Cifuentes , La Moncloa – Gobierno de España , FSA-PSOE .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: