Mastrique, Muñique y otras curiosidades toponímicas

Metro de San Petersburgo
Metro de San Petersburgo – © Florstein

Hoy no vengo a hablaros de las bondades de Mastrique, la que se ha convertido en mi nueva ciudad. De hecho, muchos de vosotros os preguntaréis de qué ciudad estoy hablando, ¿a que sí?. Pero si os digo Maastricht, ya la cosa cambia…

Y es que ha sido a partir de mi mudanza a los Países Bajos cuando he descubierto algunos topónimos tradicionales españoles, los cuales han caído en desuso. Nombres como Muñique, Angora, Breslavia o Gedán están cayendo en desuso a favor de los endónimos o su forma en inglés.

¿Queréis saber más al respecto? Vamos a ver algunos ejemplos a continuación:

¿Dónde dices que estás?

– En mi viaje en coche a Mastrique, me tocó hacer noche en León.

+ ¿Como que en León? ¿No te has desviado un poco de la ruta?

– Me refiero a León de Francia. Igual por Lyon te suena más…

Efectivamente, León de Francia es otro de los topónimos de ciudades que ha caído en desuso, en favor de su forma local (o endónimo) en francés, Lyon.

Pero no es el único caso. Si os hablo de la ciudad de Muñique, seguramente os quedéis con cara de circunstancia. Pues bien, este es otro caso como los anteriores. La forma tradicional española ha caído en desuso a favor de Múnich. Múnich tampoco es el endónimo, puesto que en alemán el nombre de la ciudad es München. Múnich deriva pues, de su exónimo en inglés: Munich.

Ciudad antigua de Múnich
Ciudad antigua de Múnich – © Thomas Wolf

En Alemania también encontramos otros ejemplos: Aquisgrán (Aachen), Brema (Bremen), Bona (Bonn, antigua capital de la RFA) o Francoforte del Meno (para Frankfurt del Meno, Frankfurt am Main en alemán) son otros ejemplos.

En los Países Bajos, a parte del citado Mastrique, nos encontramos con Groninga (Groningen), Utrique (Utrecht) o Nimega (Nijmegen).

Probablemente tampoco conoceréis Angora (Ankara, capital de Turquía), Canas (Cannes) o Tolosa de Francia (Toulouse). Son más ejemplos de exónimos españoles que han caído en desuso.

Efectos de la II Guerra Mundial en la toponimia.

Sin embargo hay otras ciudades que durante el siglo XX han cambiado de nombre, la mayoría de ellas tras el fin de la Segunda Guerra Mundial. El motivo fue que muchas de ellas cambiaron de manos, como hablamos anteriormente en el blog en este artículo.

El caso más paradigmático es, quizá, el de Königsberg. La ciudad que vio nacer al gran Inmanuel Kant, antigua capital de Prusia Oriental (Alemania) es, desde 1945, la ciudad rusa de Kaliningrado. En este caso no solo se ha limitado a un simple cambio de nombre, sino que se puede decir que es una ciudad completamente nueva.

También es destacable el caso de Dánzig, otrora importante ciudad portuaria alemana. Tras la I Guerra Mundial y la recuperación de la independencia de Polonia, Dánzig se configuró como ciudad-estado, administrada por la Sociedad de Naciones y bajo protectorado de Polonia.

Fue en 1939 cuando dio comienzo la II Guerra Mundial en esta ciudad, tras el bombardeo del acorazado alemán Schleswig-Holstein a las guarniciones polacas en la península de Westerplatte. Tras el fin del conflicto, la ciudad volvió a soberanía polaca bajo el nombre de Gdansk. Por cierto, esta ciudad antiguamente era conocida en castellano como Gedán, hoy completamente en desuso.

Visité Gdansk y las otras dos ciudades que forman el Trojmiasto (Sopot y Gdynia) en 2016, incluyendo la península de Westerplatte donde dio inicio la II Guerra Mundial. Recomiendo al 100% su visita.

Astilleros de Gdansk
Astilleros de Gdansk, donde se formó el sindicato Solidarność liderado por Lech Wałęsa – © José Martínez Raya

Tras la contienda mundial, los vencedores decidieron que Polonia debía desplazarse hacia el oeste, recuperando terrenos a costa de Alemania. A causa de ello, la ciudad alemana de Breslau pasó a manos polacas, denominándose Wrocław (Breslavia en castellano).

Sin embargo, Polonia perdió ciudades como Lwów, que pasó a manos ucranianas como Lviv (Leópolis en español). Wilno, la capital de Lituania, también cambió de nombre a Vilnius (Vilna, en castellano) al volver a manos lituanas.

Los cambios toponímicos en la URSS.

Metro de San Petersburgo
Metro de San Petersburgo

Además de Kaliningrado – Königsberg, la URSS fue protagonista de varios cambios de nombres en sus ciudades debido a motivos políticos.

San Petersburgo, la segunda ciudad más importante del país y antigua capital del Imperio ruso, fue conocida entre 1924 y 1991 como Leningrado. Anteriormente, entre 1914 y 1924, esta ciudad fue conocida como Petrogrado.

También es destacable el caso de Volgogrado. Probablemente no os suene esta ciudad, pero si hablamos de Stalingrado probablemente la cosa cambie. Entre 1925 y 1961 esta ciudad fue conocida con el nombre del dictador soviético. Finalmente, en el período de desestalinización, su nombre cambiaría al actual. Anteriormente, hasta 1925, esta ciudad fue conocida con el nombre de Tsaritsyn.

¿Conocéis algún otro ejemplo de cambio de nombre o algún topónimo antiguo? ¡Os invito a dejarlos en comentarios!

Créditos de imagen: José Martínez Raya , Florstein , Thomas Wolf .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: